Paneles solares: ¿Cómo funcionan y que tipos hay?

Paneles solares
Celdas solares

Los paneles solares son el elemento principal de los sistemas de generación de energía para el autoconsumo. Conocer las funciones de los diferentes tipos de celdas solares y las ventajas que tienen es imprescindible para aprovechar esta energía limpia.


¿Qué es un panel solar?

Un panel solar es un dispositivo que capta la energía del sol para transformarla y convertirla en electricidad o calor y se conforman de un conjunto de celdas fotovoltaicas para producir la energía. Esta forma de generación eléctrica es una gran alternativa tanto en grandes instalaciones como en instalaciones de placas solares para el autoconsumo.

La electricidad que se produce por medio de las placas solares puede utilizarse de la misma manera que la energía que obtenemos de la red eléctrica de la Comisión Federal de Electricidad. Existen diferentes tipos de paneles solares dependiendo el uso que se le de a la energía producida por el modulo solar.

El uso eficiente de la energía con placas solares, permite un buen aprovechamiento de la electricidad y tiene un impacto positivo en el medio ambiente así como importantes ahorros en el consumo eléctrico para las empresas y los hogares en México.

Ventajas de los paneles solares

Existen muchos beneficios de la instalación de paneles solares. La electricidad generada puede ser utilizada en el sector industrial y empresarial como para el autoconsumo residencial en electrodomésticos o sistemas de climatización como aires acondicionados y calderas.

Las principales ventajas de los paneles solares a diferencia de otras fuentes de generación de energía son las siguientes:

  • Ventajas del panel solar
  • Gran ahorro en tu recibo de luz: la generación de la energía es gratuita tras haber hecho la instalación de las celdas solares.
  • Puedes vender la electricidad que no uses: por medio de un intercambio de energía haciendo un contrato de interconexión de centrales eléctricas con CFE.
  • Energía renovable y sostenible: el origen de la energía producida es 100% renovable e inagotable dado que viene de la luz solar.
  • Amigable con el medio ambiente: el uso de energía solar reduce las emisiones de CO2 y no emite contaminantes ni contaminación auditiva.
  • Uso en lugares remotos: permite generar energía en hogares o lugares aislados donde no haya instalaciones de red eléctrica.
  • Bajo coste de mantenimiento: el precio de su mantenimiento es mínimo por su tecnología simple.

Otro gran punto positivo es que México se ubica en una posición privilegiada en el mapa que permite aprovechar el uso de las celdas solares ya que la mayoría del territorio recibe luz solar durante gran parte del año.

¿Cómo funcionan los paneles solares?

Los paneles solares se componen por una serie de celdas fotovoltaicas hechas de materiales semiconductores que a su vez conforman un modulo solar. La energía lumínica del sol que se recibe genera una carga positiva y una carga negativa produciendo un campo eléctrico que genera una corriente continua.

Por medio del efecto fotovoltaico, la conversión de energía eléctrica pasa a través de un inversor solar para transformar su potencia y frecuencia en una corriente alterna y así transformarla en electricidad para autoconsumo doméstico o uso industrial.

La cantidad de energía solar transformada es completamente proporcional al tamaño de los paneles solares. De requerir una mayor generación eléctrica, es necesario aumentar la superficie de celdas fotovoltaicas instaladas para tener una mayor captación de luz solar.

Para disfrutar de los beneficios de las celdas solares es necesario que el trabajo lo realice una compañía de paneles solares que cuente con profesionales certificados para hacer la instalación.

Tipos de paneles solares

Es importante diferenciar los tipos de paneles solares que existen para aprovechar su funcionalidad al máximo. Dependiendo de la finalidad de su uso y aplicación los tipos de celdas solares pueden clasificarse la siguiente manera:

  1. Paneles solares fotovoltaicos: estos módulos solares transforman la energía del sol en electricidad por medio de la captación de su luz. Se utilizan mayormente en el autoconsumo por sus propiedades semiconductoras. De acuerdo a la pureza de sus materiales, hay tres tipos de placas solares fotovoltaicas:
    • Monocristalinos
    • Policristalinos
    • Amorfos
  2. Paneles solares térmicos: conocidos igualmente como colectores solares. Tienen la función de convertir la luz solar en energía térmica, es decir en calor. Su uso principal es para calentar el agua para el aprovechamiento doméstico, para calentar albercas o en la calefacción.
  3. Paneles solares híbridos: este tipo de celdas solares es una combinación del sistema térmico y la tecnología fotovoltaica. Son capaces de transformar la energía solar en electricidad o generar calor en un mismo modulo solar.

La instalación de paneles solares no representa un cambio en la experiencia de consumo de luz ya que se conecta directamente al cuadro general compartiendo el mismo punto de conexión eléctrica con la red de CFE.

Updated on