Se encuentra usted aquí

Instalar estufa en su hogar

como instalar una estufa para usar con gnc

Instalar una estufa no es complicado, solo hay que ser cuidadosos con los detalles y asegurarse que no quede ninguna fuga, ya que es peligroso respirar el gas y también podría causar una explosión.


¿Por dónde comenzar?

Lo primero es localizar la conexión o línea de gas, en la mayoría de las casaa ya está lista, puede ser un tubo de cobre o una manguera. También es importante encontrar la válvula de cierre del suministro, que debe estar cerrada al momento de la instalación.

También es importante identificar si es una Instalación Receptora Individual, esta viene desde el medidor y conecta a las válvulas de cada uno de los aparatos o también conocidos como gasodomésticos, por ejemplo, la estufa, la caldera, la secadora, el radiador, etcétera. Esta es única para una casa en especial.

Los edificios de departamentos tienen Instalaciones Receptoras Comunes, que abastecen a varios departamentos simultáneamente. En este caso los medidores y la válvula de suministro deben de estar en un área común del edificio.

¿Qué sigue?

Una vez se identificó la válvula de suministro, la conexión y la válvula que conectará a la gasodoméstico, es necesario ver si el aparato y la válvula se ajusta atornillándose juntas. Si este no es el caso, entonces en cualquier ferretería se puede encontrar un adaptador. Es recomendable que se ponga una capa de cinta teflón en el atornillado de las piezas, esto reforzará y evitará fugas.

Siempre es indispensable asegurar el atornillado con una llave inglesa o una llave perico para asegurar que queden firmemente atornilladas. Una vez conectado, atornillado y asegurado con teflón se puede abrir la válvula del suministro para permitir la entrada de gas.

Las fugas se pueden detectar fácilmente haciendo una mezcla de detergente y agua y rociando las uniones de las válvulas; si hace burbujas, quiere decir que hay fuga. En este caso hay que cerrar la válvula de suministro y volverá atornillar firmemente.

¿Qué hago si mi estufa es para otro tipo de combustible?

Si es una estufa hecha para gas LP por ejemplo, requerirá el servicio de un profesional, porque hay que hacer adaptaciones en el gasodoméstico, como un ajuste de las espreas y una prueba de hermeticidad, estos dos servicios no se llevan más de 3 horas y el costo es bastante razonable, alrededor de $200 pesos por el ajuste del gasodoméstico y $400 pesos por la prueba de hermeticidad.

También hay que considerar que algunas estufas requieren de una conexión eléctrica adicional a la conexión al gas, por lo que es importante que la estufa esté situada en un lugar donde se pueda acceder a ambas conexiones., ya que el uso de extensiones no es recomendable.

Si se tiene alguna duda o hay alguna falla en la conexión es mejor recurrir a los servicios de un profesional, para evitar fugas, o instalaciones fallidas que pueden resultar en u consumo más alto o en algún accidente. Las empresas distribuidoras de gas normalmente tienen personal capacitado para realizar estos servicios o también tiene listas de profesionales capacitados.

Utilizar electrodomésticos de gas natural representan un ahorro y sobre todo son amigables con el medio ambiente ya que es considerada una energía limpia que no genera residuos tóxicos. Adicionalmente son aparatos que generalmente requieren poco mantenimiento y tiene una vida útil bastante larga.