Se encuentra usted aquí

Comprar calefactor de gas

como instalar y cuanto cuesta un calefacto de gas

En invierno es muy agradable llegar a casa y disfrutar nuestro hogar con una temperatura cálida y reconfortante. Antes de decidir instalar uno en casa para este invierno, es importante que sepas cómo funcionan, cuánto cuestan y cómo instalarlo

A continuación te explicamos todo lo que necesitas saber sobre los calefactores de gas.


¿Cómo funcionan los calefactores de gas?

Los calefactores de gas son una de las maneras más populares de elevar la temperatura en un hogar. Son más populares debido a que son más económicos a largo plazo que sus equivalentes eléctricos. Los sistemas de calefacción domésticos de gas por lo general tienen un rendimiento del 90%.

Se compone de tres partes principales: una fuente para el aire caliente, que en este caso sería el gas (natural, LP o butano), una forma de distribución del calor, por ejemplo, conductos de aire y un dispositivo para controlar la temperatura, por ejemplo, un termostato.

La temperatura se controla por un termostato que se puede activar de forma automática cuando la temperatura del entorno disminuye o también puede ser de activación manual. La mayoría de los calentadores modernos tiene un termostato en la pared que muestra la temperatura actual del cuarto. Así puedes ajustar la temperatura deseada.

Cuando se activa el termostato, el quemador se enciende usando el gas hasta alcanzar la temperatura deseada. El gas circulara dentro del sistema haciendo que la temperatura aumente. Algunos calefactores tienen la opción de seguir trabajando por un lapso corto de tiempo una vez que se apaga el quemador y luego se apagarán por completo.

Todos los calefactores funcionan bajo el mismo principio: un ventilador de caldera que deja entrar el aire frío de una parte de la habitación y lo empuja a través de un compartimento hacia el intercambiador de calor. Una vez que el aire es calentado por el quemador es empujado hacia la habitación.

Aparte de reguladores de temperatura, los calefactores tienen reguladores que pueden controlar el ventilador. Además el aire caliente se puede distribuir por toda la casa a través de conductos de aire instalados en toda la casa con ese propósito.

¿Cómo instalarlo?

Siempre es recomendable que la instalación del calefactor de gas la haga un técnico especializado. Aunque ya hay en el mercado alternativas portátiles también. El primer paso es elegir el tamaño adecuado a tus necesidades. Si solo quieres calentar un cuarto pequeño, como tu recámara, hay de piso o más grandes con instalaciones para todas las habitaciones de tu hogar.

Puedes elegir ente los que se instalan en la pared, incluso hay algunos que simulan una chimenea y están conectados a una fuente de gas continua o hay unos portátiles con ruedas para moverlos por diferentes habitaciones. Los hay para gas natural, para gas LP y los más recomendables son lo que tiene fuente de calor asistida con ventiladores.

Es muy importante que te asegures que el calefactor que escojas cuente con un analizador atmosférico o sensor de oxígeno, este se encarga de cuidar que la proporción de oxígeno y CO2 sea siempre la adecuada, y debe estar preinstalada en tu equipo, este detecta si las cantidades de CO2 son muy altas, automáticamente cerrara la válvula de gas y apagara el calefactor. La instalación siempre debe hacerse en habitaciones bien ventiladas y asegúrate que siempre sea un técnico especializado el que realice la instalación de tu calefactor.

¿Cuánto cuesta?

Dependiendo del tamaño y las especificaciones, los precios pueden variar entre $2,000 pesos hasta $126,000 pesos. Algunos como los portátiles, requieren que compres un pequeño cilindro de gas, porque este no viene incluido y para los que son fijos al muro o al piso, en la mayoría de los casos tendría que pagar los servicios del instalador.